juanka linati

No alternative text provided

juanka

linati

CEO

About me

Esto que voy a contar si bien quiero enmarcarlo en el ambito que corresponde empieza con mi boda cuabdo tenia 24 años y mi esposa 18, ella se caso embarazada de mi primera hija Olga. Todo iba bien hasta que 2 años después nuestra relación empieza a flojear, puesto que ella diciendo que como se caso embarazada y tan joven no habia vivido las mismas experiencias que yo. En ese momento puedo aegurar que todo el peso del trabajo y del hogar lo llevaba yo y que mi hija empieza a tener un feeling especial conmigo.

Yo soy quien la cuida, quien la tapa y mima, etc… Muestra relación padre hija es completamente normal durante muchisimo tiempo, podria decir que hasta que Olga no cumple 7 años nunca he pasado de acurrucarla y darle mimitos más alla que cualquier padre.

Esto va a cambiar un día y sin saber como. Al igual que cada noche voy a su habitación antes de acostarme, mientras su madre se ha quedado dormida en el sofa del comedor después de haber llegado tarde de su curso, ella duerme placidamente y yo llevo varios días en dique seco.

Me siento en su cama y empiezo a acariciar sus piernas blancas y suaves, acercandome a su culito duro y tierno, cosa que me excita muchisimo y empiezo a masturbarme vigilante que no se despierte, me corro abundantemente y con gran sentido de culpa me voy al baño a lavarme.

Esto fue un viernes y a la mañana siguiente como quien no quiere la cosa le pregunto que como durmió, la pequeña me contesta como cada día y deduzco que no llego a enterarse, me tranquilizo y me prometo a mi mismo que no ocurra jamás.

Este jamas me dura poquisimo porque a los 15 días volvia a estar igual de caliente puesto que mi mujer en la cama si bien era una putona de cuidado, se había vuelto una neurotica y cada vez era más insoportable hacerle el amor.

Ese viernes ya entre con la decisión de ir un poco más alla, me puse sentado en el suelo al lado de la cabecera de la cama de mi hija y mientras que con una mano la acariciaba buscando su vagina y su clítoris con la otra le puse la verga en su manita para notar su tacto, acercandosela a sus labios. Ella como la otra noche siguió haciendose la dormida, y simplemente al cabo de un ratito, note que se mojaba y al notar ella que se excitaba, se giro dando por terminado el permiso y yo machacandomela hasta correrme.

Esto duro de esta forma ingenua hasta que nos mudamos de casa , en ese momento yo estaba convencido de que lo tenia superado y que fue una simple experiencia para olvidar y que mi enfermiza cabeza lo olvidaria y volveria a la vida normal como cada padre de familia.

Me equivoque, pues al cabo de un tiempo de haber controlado mis impulsos, mi vida laboral se rompe y quedo en paro, mi esposa esta trabajando durante las mañanas y parte de la tarde llegando a casa a eso de las 18 horas y los lunes, miércoles y sobre todo los viernes, con eso de los cursillos que me dice que esta haciendo , llega cada vez más tarde. Los viernes nunca llaga antes de las 23 horas.

Mi relación con Olga esta tomando un giro en mi mente , cada día la deseo más y no puedo librarme de contemplar sus piernas , sus hojitos y sus movimientos.

Todo se reinia un viernes que esperando a mi esposa en tv estan poniendo una peli porno, esto me enciende y sin pensarlo subo a su habitación. Como de costumbre la puerta esta abierta y ella dueme con una fina camisa de dormir y una sabana que a penas cubre sus piernas; entro sigilosamente y me siento a su lado, ella abre un ojo y mira por el rabillo, girandose cara a la pared, como queriendo decir que no tengo nada que hacer.

xxx
sexo duro gratis
chichonas
nalgonas
morbocornudos
putas
guarras
todorelatos
manga
pawg
zoofilia
you porn
porno japones
gordas follando
youjizz
tetas grandes
redtube
xhamster
3d
made in canarias
ballbusting
paja cubana
parejas liberales
puta locura
rimjob
tetas gordas
sybian
cerdas
brazzers
porno vintage
videos de maduras

Tranquilamente empiezo a acariciar sus piernas y paso mi mano hasta llagar a su vagina y acariciandola suavemente ella se deja hacer hasta el orgasmo. Yo lr digo al oido perdona cariño, papa te quiere muchisimo y si esto no es correcto, pero que quede entre tu y yo puesto que mi deseo es enfermizo y quiero controlarlo pero me supera , perdoname. Ella simplemente me da un beso en la megilla y se duerme.

EMPIEZA A SER UNA NECESIDAD

Yo deseo de verdad controlarme pero a las dos semanas ya no aguanto más y me decido a repetir acrcabdome a su cama la vuelvo a acariciar y como la vez anterior ella se deja solo en parte, después de que su clítoris lo tenga inflamado y a punto de estallar ella se arquea y con un suspiro se gira. Le doy un beso en la cabecita y me disculpo nuevamente.

Después de varias idas y venidas que duran hasta el mes de diciembre y mi hija ya tiene 11 años un día que se queda en casa porque dice que esta enferma, después de marcharse su mama , mi esposa a trabajar, y que mi hija pequeña se marchase a colegio, me dirijo a su habitación, al verme me da los buenos días y le pregunto por su estado, me confiesa que esta mejor. Le digo cariño yo me voy a acostar un ratito más, no querrias venir con papa a mi cama? Y habiendo echo la pregunta y sin esperar respuesta la cojo en brazos y la llavo a mi cama.

La deposito en la cama y le quito muy suavemente su camisita de dormir, ella no me dice nada, esta muda, yo continuo y le saco las braguitas empezando a acariciar sus vagina, mientras tanto me saco los calzoncillos y me quedo desnudo.

Me tumbo en la cama y me la siento encima del pene, simplemente para que notase su dureza.Se deja acariciar y besar, sin decir nada, sigo como un poseido jugando con ella hasta que me corro embadurnado su pelvis y mi cuerpo. Me quedo un rato junto a ella, y me dice PAPA, POQUE LO HACES CONMIGO Y NO CON MAMA?

Me quedo pasmado y segundos después le digo, mama y yo no vamos bien , ella apenas me atiende y tu lo sabes, y papa te desea un montón. Se que posiblemente te perturbe y te pido disculpas. Ella por todo comentario me dice Yo también te quiero.

Esa misma semana en viernes logro contener mi ímpetu pero a la semana siguiente surge una nueva situación.

Yo satisfecho se que supere unos días sin molestar a mi amada Olga, voy a acostarme y al pasar veo su habitación abierta, las sabanas apartadas y con el camisón subido mostrandome libre de braguitas su culito, nunca se habia ido a dormir de esta forma…

¿Que me estaba manifestando? ¿ella en cierta forma me deseaba?¿le gustaba tener juegos eroticos conmigo?

Las pregunatas se agolpan en mi mente y paso a su habitación me saco los calzoncillos y me acuesto a su lado en la cama. Mi pene totalmente erecto toca rozando la piel de sus naslas y ella se acomoda para que pasandola por enmendio de sus piernas mi glande quede apoyado encima de sus labios.Con la pierna izquierda pasada por encima de mi y hacia atrás se empieza a mover rítmicamente, su cabeza se gira y me besa , su lengua juega con la mia yo estoy en el septimo cielo, su vaiven es ritmico, pero estoy alerta de no penetrarla. Después de más de media hora jugando me corro encima de sus labios, me besa y luego agarro un pañuelo y la limpio con sumo cuidado. Le devuelvo el beso y se pone a dormir. Buff, si bien no hubo coito fue el mejor polvo de mi vida y aun hoy lo pienso.

Lo que correspondia hubiera sido acabar la seducción y tener relaciones completas, pero en ese momento me surge un poco de sentimiento de culpa que hace que por más de dos meses me aleje de ella. Sin duda ella se resiente y esta dolida pues su comportamiento primero fue duro y tajante conmigo y posteriormente como si tuviese indiferencia.

En verano de ese año apunto ya de cumplir doce años, una noche pierdo el control, mi esposa son las 1 de la madrugada cuando llega, apenas da explicaciones y alegando jaqueca se va a dormir. Yo furioso y caliente a más no poder decido volver a tener relaciones con mi hija. Entro en su habitación y me desnudo cuidadosamente, aparto las sabanas y me acuesto. Ella girandose dandome el culo, intento masturbarla con mi mano y se coloca de tal manera que no esra posible, pero con el contacto de mi pene en su piel, abre las piernas para que juegue con ella, entre sus piernas. Minutos desùés se gira me agarra el pene y ma hace la mejor paja que jamas me han hecho., me da un besito en los labios y con su voz suave y angelical me da las buenas noches.

A partir de este momento cada viernes primeramente y después de tres semanas de dos a tres veces cada semana iba a la hatación que ella se hacia la dormida y me dejaba que me acostara y jugara entre sus piernas hasta correrme, si algún día pasaba de más me la encontraba semidesnuda en la cama para que me fuera imposible pasar de largo y un día lo hice y su respuesta fue como si la hubiese despreciado.

Lo maximo llega cuando mi esposa decide pedir el divorcio poque tenia un amante y decide dejarme la tutela de mis hijas para que no me quede solo. Olga en este momento se siente que va ha ocupar un lugar privilegiado en mi vida y que podrá disfrutarlo a tope. Hacemos planes de la nueva vivienda de cómo la querria, y me confiesa que desa una habitación individual para su hermana y una para ella poder estudiar y que yo tenga una con cama grande.

Y AQUÍ METI LA PATA

Cuando lo tenia todo para convertir el sueño en realidad, encuentro una mujer de mi edad, y mi temor a que surja a la luz mi relación con Olga, hace que la relación nueva siga el curso y en lugar de comprar el piso que con Olga habiamos diseñado, cambio el rumbo comprando un piso en otra ciudad y empezando con una nueva pareja.

Los primeros días Olga ( en un par de ocasiones ) me provoca un poco con su actitud los días que pasa en casa, mi exmujer al haber encontrado yo pareja, decide que la custodia la quiere ella y yo las tendre cada 15 dias y para vacaciones.

Ocho meses después Olga y la pequeña Sandra pasan el fin de semana que les corresponde en casa, ese día me apetece recordar y deseo comprobar como esta el animo de Olga. Ella esa noche esta especialmente seductora y encantadora y me voy a ver a su cama. Ella se deja hacer y disfruta a tope, pues he de ir con cuidado puesto que con sus movimientos estoy a punto de penetrarla, sus tetitas estan sublimes no las puedo olvidar, su piel tersa y suave, blanca y dulce como la miel, le como la vagina y su cliroris y posterioremente vuelvo a correrme entre su vagina y su entrepierna, limpiandola, me retiro a mi cama, y paso de disculparme, mi gran error, a ella el sentirse que es superior y que yo me siento a su merced junto al hecho de compartirme con otra no lo supera y después de un viage a disney al regreso me denuncia por abusos deshonestos.

Dos años después el juez descubre que no existieron abusos, puesto que ella a más de una de las preguntas que le formularon fue incapaz de contestar, quedando claro que no se podia saber si hubieron relaciones entre padre e hija pero que si las hibieran ella las deseaba más que yo mismo y simplemente fue el sentirse dolida y suplantada por otra le hizo pedir venganza.

Aun hoy sueño con mi hija, aun hoy la amo y la deseo aun hoy lo dejaria todo por estar con ella.